El protagonista de la feria gastronómica fue Nico Jiménez, campeón mundial de corte de jamón ibérico, así como los productos autóctonos.

JOSÉ Mª CAMPOS | BOÑARIMG_9245

La villa de Boñar abrió ayer el primer día de la feria de San Isidro que lleva por nombre Saborea Boñar, donde el protagonismo fue para Nico Jiménez, especialista en corte de jamón con más de medio centenar de premios y reconocimientos mundiales. El edificio multifuncional Isidro Martínez acoge cerca de medio centenar de puestos donde se pueden adquirir productos agroalimentarios. La jornada se abrieron con un homenaje a Nico Jiménez a quien el alcalde, Roberto Álvarez, le hizo entrega de una placa. Posteriormente este especialista en el corte del jamón ofreció un taller en que explicó qué herramientas son necesarias para un buen corte y cómo se debe hacer, además de identificar un buen jamón de bellota. Álvarez dijo en la presentación que esta feria tendrá continuidad otros años coincidiendo con la festividad de San Isidro y destacó la personalidad de Nico Jiménez que lleva el nombre de Boñar por donde viaja.

Por la tarde se celebraron talleres de fabricación de empanadas, scrap, cocinas figuras de caramelo y de reciclaje. La jornada finalizó con la actuación del grupo Santana y la degustación de embutidos. Para hoy domingo está previsto celebrar un concurso de empanadas y nuevos talleres.

La filosofía de esta feria es llevar al público talleres y degustaciones para que «desde que se inicia la feria hasta que se acaba tanto los niños como mayores, tengan un entretenimientos bien para ampliar conocimientos con los talleres o para enriquecer el paladar con las degustaciones», según José Villa, teniente alcalde.